Blogia
La tortuga de Zenón

El materialismo histórico

El materialismo histórico El materialismo histórico consiste en la aplicación de las tesis materialistas y el método dialéctico a la historia de las sociedades. Para Marx, la historia es un proceso de maduración progresiva de la capacidad económica de la especie humana: de este modo, toda sociedad es un sistema de estructuras, interrelacionadas (económicas, políticas o culturales). Ese desarrollo progresivo depende de las condiciones materiales objetivas de acuerdo con la con la dialéctica establecida entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción, que influye en otras manifestaciones de la vida social y que se condicionan mutuamente.

La expresión histórica fundamental de este desarrollo es la lucha de clases, que constituye el auténtico motor de la historia. Por eso, para Marx, la verdadera actividad humana es la revolucionaria que transforma el mundo. La praxis se presenta con un significado triple: como praxis cognoscitiva (actividad epistemológica del sujeto que transforma el mundo objetivo); como praxis productiva (trabajo o actividad productiva material que transforma la naturaleza), y como praxis revolucionaria, que consiste en la transformación de la sociedad y de la historia por medio de la revolución.
Si toda sociedad es un sistema de estructuras interrelacionadas, Marx considera que la base del sistema se conforma por medio de la infraestructura económica que, en última instancia, determina toda la superestructura cultural. La organización de la vida social o política del hombre depende de la organización de su actividad productiva, de sus condiciones materiales de vida, de manera que, si se produce un cambio en la infraestructura económica, la consecuencia es el cambio o mutación en la práctica totalidad del sistema.

El conjunto de todo el sistema social es denominado por Marx modo
De producción y está sometido al desarrollo y al progreso históricos. El modo de producción es, pues, una totalidad orgánica que comprende dos partes: la infraestructura económica, es decir, la base material, y la superestructura ideológica.
La infraestructura económica constituye el conjunto de actividades por medio de las cuales los hombres producen los bienes necesarios para satisfacer sus necesidades. La actividad productiva es la actividad principal del hombre, que lo implica en una relación doble con la naturaleza y con los otros hombres. Dos elementos conforman la infraestructura: las fuerzas productivas, que consisten en la capacidad de producción de una sociedad concreta, y los medios de producción. A cada grado de desarrollo de las fuerzas productivas corresponden unas determinadas relaciones de producción que se establecen entre los propietarios de los medíos de producción y los productores directos, es decir, entre explotadores y explotados, y se dan en todas las sociedades clasistas.

La superestructura está formada por dos niveles, la estructura jurídico-política y la estructura ideológica (arte, filosofía, moral, religión). En este sentido, el materialismo histórico afirma que la infraestructura económica de cada época histórica condiciona la superestructura ideológica: la producción material determina la producción espiritual, la conciencia. Entre la superestructura y la infraestructura hay una relación dialéctica de influencia mutua, aunque, en última instancia, la infraestructura económica siempre es determinante. Por eso, Marx considera que el factor determinante del cambio histórico es la contradicción dialéctica entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción. Debido a que las fuerzas productivas avanzan más, las relaciones de producción constituirán un impedimento para el progreso de las fuerzas productivas, con lo que se producirá (a causa de su desigual desenvolvimiento) una revolución social que preparará el nacimiento de una nueva formación social. Esa contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción se manifiesta históricamente con el antagonismo de clases: la historia es, por eso, lucha de clases. Cada modo de producción se compone de clases antagónicas, explotadores y explotados, que se definen en función del lugar que ocupan en el proceso de producción. Por ello, la lucha de clases se desarrolla en el ámbito de la política: El Estado es el instrumento político de la clase explotadora para someter a la explotada, en el que toda medida política se produce siempre para favorecer a una clase en perjuicio de la otra.

Estamos ante la estructura ideológica: cada clase social posee una determinada representación de la realidad que se constituye por medio de las ideas, representaciones y comportamientos sociales. La ideología de la clase dominante se proyecta sobre toda la sociedad, por lo que se identifica con la forma de pensar de todo el conjunto social: es una representación deformada, mistificada o falseada de la realidad en virtud de dichos intereses de clase, y, así, se convierte en falsa conciencia, falso conocimiento o conocimiento ilusorio de apariencias. En definitiva, la ideología está al servicio de la clase social dominante y su principal función es justificar los privilegios sociales, económicos y políticos de esa clase y evadir a los hombres de la realidad.

En los dos pequeños textos que siguen a continuación, ambos pertenecientes a una obra conjunta de Marx y Engels, teneis una aclaración de algunos aspectos. En el primero se especifica que son las "relaciones sociales de producción" a las que antes hemos aludido y como forman parte de las "fuerzas productivas". En el segundo se expone de que manera la superestructura ideológica esta al servicio de los intereses económicos de la clase dominante .

Texto 1

«La producción de la vida, tanto de la propia en el trabajo, como de la ajena en la procreación, se manifiesta inmediatamente como una doble relación de una parte, como una relación natural, y de otra como una relación social; social, en el sentido de que por ella se entiende la cooperación de diversos individuos cualesquiera que sean sus condiciones, de cualquier modo y para cualquier fin. De donde se desprende que un determinado modo de producción o una determinada fase industrial lleva siempre aparejado un determinado modo de cooperación o una determinada fase social, modo de cooperación que es, a su vez, una "fuerza productiva"; que la suma de las fuerzas productivas accesibles al hombre condiciona el estado social y que, por tanto, la "historia de la humanidad" debe estudiarse y elaborarse siempre en conexión con la historia de la industria y del intercambio.

KARL MARX y FRIEDRICH ENGELS
La ideología alemana

---------------------------

Texto 2

Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; o dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante. La clase que tiene a su disposición los medios para la producción material dispone con ello, al mismo tiempo, de los medios para la producción espiritual, lo que hace que se le sometan, al propio tiempo, por término medio, las ideas de quienes carecen de los medios necesarios para producir espiritualmente. Las ideas dominantes no son otra cosa que la expresión ideal de las relaciones materiales dominantes, las mismas relaciones materiales dominantes concebidas como ideas; por tanto, las relaciones que hacen de una determinada clase la clase dominante son también las que confieren el papel dominante a sus ideas.»
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

juanma y nuria -

buenas profe, muchas gracias por facilitarnos este material para examen, que sepas qu eres un tio de puta madre y caes muy bien. espero que sigas asi siempre con tus alumnos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres