Blogia
La tortuga de Zenón

4ª: Comparación con otro autor

Puesto que el artículo de Ortega polemiza con el Racionalismo y con el "relativismo" se puede establecer una comparación con cualquier autor representante de estas corrientes filosóficas; por ejemplo Platón, Descartes en el bando racionalista y Protágoras o Nietzsche en la otra.
También cabe una comparación fácil con Unamuno:tanto de su actitud filosófica (ver libro de texto) como con respecto al llamado "problema de España".
De cualquier manera, la comparación con Nietzsche es posiblemente la más fácil por cuanto que coinciden en algunos aspectos del llamado "vitalismo" pero con importantes matizaciones del filósofo español respecto del alemán. Dejo aquí un esbozo de esos puntos comunes y de las diferencias

Nietzsche. Existen ideas comunes: Ambos son irracionalistas, piensan que existen realidades no racionales que sólo son accesibles a facultades irracionales. Esas realidades irracionales constituyen la “vida”. También les es común esa idea aristocrática de considerarse a sí mismos como “maestros”, dirigentes intelectuales frente a la masa.

Ortega no describe la vida como lo que nos pasa o eso que hacemos, no las ocupaciones, que le parecen mecánicas, es decir, consecuencia de las decisiones anteriores, sino como el hecho y el momento de ser decididas. Sin nombrarlo, Ortega está describiendo lo que entiende por racio-vitalismo. Si "vivir es decidir constantemente lo que vamos a ser", es aplicar la razón a las cosas, es tratar con el mundo y así descubrirnos a nosotros mismos siendo. Es nuestra única forma de ser. Eso es vivir.

Nietzsche sale en defensa de la vida porque la siente amenazada por la filosofía, la religión y la moral. Su concepto de vida es el de autoafirmación del individuo, es suponer, afirmar los instintos. Toda su obra tiene un carácter combativo para rechazar todo aquello que se opone a la vida y en la otra dirección hacer valer todo lo que la favorece. Posiblemente sea en la Voluntad de Poder donde formule con mayor intensidad su opción en favor de una vida vigorosa y plena.
Pero Ortega sólo en una primera etapa habla de la vida en tonos descriptivos sociológicos, cuando lo asocia a la realidad española de principios de siglo. Pero pronto pasa a considerar la vida en un sentido metafísico, como la realidad radical. Y como tal no tiene que defenderla, no corre peligro, es lo único que es. Su labor será didáctica y sólo de modo retórico se entabla la lucha para superar el realismo y el idealismo. La doble concepción se podría sintetizar así: para Nietzsche la vida es todo lo que el hombre posee, y para Ortega la vida es lo que contiene al hombre o en lo que el hombre está con todo lo que posee.

(Completad esta información con la que aparece en los términos, en esta misma página. Especialmente "SOCRATISMO" y "VIDA")
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres